TIPS para tonificar el cuerpo después del embarazo

ejercicios-postparto

Después de tener un bebe, las mamás pueden pasar penurias tanto físicas como psicológicas, por ello buscan perder peso no deseado de la manera que puedan; con tantas dietas de moda, después de dar a luz, se siguen paradigmas que aún no están resueltos, y que son fantasías para la publicidad, lo que hace entrar a las mujeres en un terreno peligroso con dietas extremas que además de no funcionar, pueden poner en riesgo la vida, o en caso de lactancia, destruir las posibilidades nutricionales del propio bebé.

La mejor manera de desbloquear el potencial de la quema de grasa y mantener la forma es a través de un entreno, dieta y suplementación adecuadas a un proceso natural, donde entran muchos factores en juego, programando el tiempo cuando se tiene que cuidar a los hijos; el horario no es completamente libre para cocinar, diseñar un plan dietario o entrenar, y a veces, tampoco dormir lo suficiente, pues el bebé es lo primero.

Como entrenar

Hay tantas maneras de entrenar después del embarazo; a veces es confuso pero se recomienda un entreno basado en lo cardiovascular y con entrenos con pesas ligeras, que no solo quemará el exceso de grasa corporal, sino también adquirir masa muscular y por tanto un mayor tono y menos posibilidades de seguir almacenando grasa. No hay que tener miedo de coger unas pesas y empezar con 1 hora, tres veces por semana para empezar a ver los efectos poderosos del cuerpo, que al recibir estimulaciones que pueden ir desde las moderadas a intensas intervaladas, empezará a incrementar el ritmo y la motivación interna.

Antes de iniciar el período de entreno, la idea es mover el cuerpo, por lo menos tres días alternados.

  • Empezar con flexiones en el dormitorio.
  • Seguir con las sentadillas, cogiendo un palo o una barra.
  • Hacer estocadas.
  • Iniciar algunos crunch en el piso o sobre una tabla.
  • Caminar unos 15 minutos.

Esto permitirá acelerar el metabolismo y potencialmente empezar con el proceso de adelgazamiento y tonificación; esto puede hacerse durante los primeros dos meses, hasta coger el ritmo adecuado para visitar el gimnasio;

  • Buscar un entrenador personal calificado.
  • Diseñar un entreno, de acuerdo a objetivos realizables (tampoco exagerar queriendo ser la mujer maravilla).
  • Comenzar lento, para ajustar el cuerpo y la mente a los uevos estímulos; generalmente se inicia con el press de banca plana y ejercicios con cabos para los brazos y piernas.
  • Es interesante asistir a clases de yoga o pilates para iniciar un proceso, donde la mujer se empieza a sentir como una princesa.
  • Más adelante, pasados unos meses, el cuerpo pedirá más intensidad, siendo el CrossFit la primera opción.

Recordemos que la variedad en el entreno es importante, porque las actividades cardiovasculares como caminar y andar en bici son necesarios, trabajando en 50-65% de la frecuencia cardíaca máxima, manteniendo el ritmo en esta zona para quemar las células grasas, y no superar los 20 minutos por sesión. Al pasar el tiempo, se puede experimetar con sprints de carrera corta, subir las escaleras, o desarrollar algunas sorpresas de los ejercicios funcionales o de CrossFit.

La nutrición hecha por grupos de trabajo sería ideal, porque las mamás se entretienen, forman su estatus saludable a partir de experiencias entre ellas; se puede probar con ingredientes sanos, pero los antojos están a la hora del día, por ello la comprensión de las necesidades nutricionales debe estar como prioridad, sobre el equilibrio de una dieta estricta. En este punto, ponemos a consideración de las mamás que algunos suplementos hacen su trabajo para la pérdida de peso, el aumento de la tasa metabólica y la fuerza, reducir los niveles de ansiedad, o disminuir el riesgo de osteoporosis, dolores de espalda, artritis, u otras enfermedades de caracter renal, hepático, o hasta diabetes o problemas coronarios.

La suplementación recomendada

Si bien la mayoría de los suplementos no son adecuados para mujeres embarazadas o lactantes, porque es un momento delicado del cuerpo y de la naturaleza de la mujer, existe un período de post-parto en donde los suplementos limpios dietéticos pueden dar mucho de sí, para lograr los objetivos, no solo para la pérdida de grasa, sino mantener la energía y regular la presión física o psicológica propia para las actividades diarias.

  • La proteína de suero aislada y los BCAA’s es el cimiento para una buena nutrición; la primera es baja en carbohidratos y se absorve rápido en el cuerpo para una recuperación óptima y un crecimiento de masa muscular más acelerado, mientras los BCAA’s detienen la ruptura de ese músculo magro ganado en los ejercicios, y en este proceso la masa muscular es clave para elevar la quema de grasa.
  • La glutamina ayuda a la recuperación, y fortalecerá el sistema inmunológico; esto es importante para cumplir las necesidades diarias, reduciendo las posibilidades de aparición de virus, enfermedades, o debilidad.
  • Los termogénicos seguros, siempre siguiendo la recomendación de nuestros profesionales puede ser efectivo para la pérdida de grasa; es ideal además tomar algunas infusiones o batidos para perder grasa, batidos de frutas, y por supuesto, los tés deben estar a la orden del día; por un lado la Acetil-L-Carnitina ayuda con la energía y la oxidación de los ácidos grasos, mientras que el té verde promueve la pérdida de grasa, es un excelente apoyo antioxidante, para eliminar los radicales libres dañinos, entre otros beneficios.

En resumen, la idea es enfocarse en un plan sencillo pero efectivo, siempre con el consejo de un médico personal que controle el nivel de oligoelementos en el cuerpo o un personal trainer especializado en el área, así como entrenar con sabiduría, sin entrar en un período de sobre-entreno, que puede ser fatal para todas.

Fuentes