Tips para ganar músculos

1

Es un hecho que si estás leyendo esto es porque has estado haciendo ejercicio sin poder construir músculo, llevas yendo al gimnasio el tiempo suficiente pero no ves los resultados que esperabas. Entonces tienes que considerar los puntos que compartiré contigo a continuación para que sepas si lo estás haciendo bien o no.

Cabe aclarar que hay muchas razones por las que aumenta tu masa muscular. Podemos empezar desde la nutrición, los entrenamientos, el descanso e incluso tu genética, aunque hay muchos más factores que podrían estar afectando tu desarrollo muscular.

Con el objetivo de ayudarte, a continuación te mostraremos una lista con las principales razones por que las no haces músculo, así como las soluciones que te pueden ayudar a evitarlas y prevenirlas.

1.- No comes lo suficiente

Ya sea que estés buscando un cuerpo tonificado y definido o que quieras verte como Hulk, el hecho es que para construir cualquier tipo de musculo necesitamos energía. Se necesitan calorías adicionales que estén por encima del nivel de mantenimiento para que de esta forma nos aseguremos de que el cuerpo tiene el combustible suficiente para poder generar masa muscular.

Si no aumentamos la ingesta de alimentos el desarrollo muscular simplemente se detendrá, incluso si llevamos varios años haciendo ejercicio, ya que entre más grandes sean los músculos necesitan de más energía para mantenerse bien nutridos. Así que si tu objetivo no es verte muy grande, es importante que no comas mucho más, pero es un hecho que necesitaras aumentar gradualmente tu ingesta de calorías.

Ahora al comer más, muchas personas se preocupar no subir un poco de peso, pero no debes de preocuparte si no estás construyendo musculo 100% puro, ya que ganar un poco de masa en algunas zonas del cuerpo durante el proceso de construcción de musculo es algo sumamente normal. Después de obtener el musculo deseado, se puede hacer un corte calórico para perder la grasa no deseada.

2.- No duermes el tiempo suficiente

Aunque es algo que se comenta muy seguido no mucha gente le da importancia, pero tener una buena calidad de sueño es extremadamente importante para un buen desarrollo muscular y una buena salud general.

Durante el periodo de sueño nuestro cuerpo libera la mayoría de la hormona del crecimiento y otros factores para el buen desarrollo, componentes naturales que son muy importantes para el crecimiento.

No es ninguna sorpresa que una gran cantidad de personas tienen su horario de dormir muy descontrolado, sobre todo cuando se tiene un estilo de vida sumamente activo. Pero de cualquier forma, si lo que quieres es maximizar tu entrenamiento, lo que tienes que hacer es asegurarte de dormir al menos 8 horas al día. Ya que aunque se puede dormir menos y aguantar el día con energía, cuando se hace ejercicio ocho horas es el mínimo recomendado.

3.- Haces mucho entrenamiento aislado

¿Qué es un ejercicio aislado? Bueno, son aquellos en los que solo se involucra un grupo de músculos, a diferencia de los ejercicios compuestos que hacen uso de varios grupos musculares que trabajan al mismo tiempo.

Dicha forma de entrenamiento es muy popular con los culturistas, ya que así mejoran una parte del cuerpo rezagada o para añadir algunos rasgos de definición.

Pero cuando no eres un culturista de élite, lo mejor que puedes hacer es centrarte en ejercicios compuestos, ya que centrarse en ejercicios aislados es una excelente forma de retrasar tu progreso.

Esta comprobado que los ejercicios compuestos son la mejor opción para desarrollar musculo, ya que en estos ejercicios se trabajan varios grupos musculares, lo que libera hormonas anabólicas como la testosterona. Pero si quieres trabajar específicamente un grupo muscular, lo puedes hacer al final del entrenamiento.

4.- No usas los suplementos correctamente

“Oye amigo, ¿qué proteína usas?”. Si eres de las personas que generalmente está preguntando sobre suplementos, es mejor que no les des demasiada importancia a los suplementos. Si claro, los suplementos te pueden ayudar a cumplir tus objetivos, pero recuerda que estos están diseñados para darte ese 10% o 15% extra. Así que si el 90% no está funcionando bien, ese 10% extra no te servirá de nada.

No olvides que los suplementos tienen el objetivo de complementar tu dieta y no para ser usados en lugar de una dieta. Y si no sabes muy bien cuáles son los suplementos que tienes que usar, la creatina y la proteína pueden ayudarte en gran medida.

5.- La genética no está a tu favor

Aunque no lo quieras, tienes que aceptar que en gran medida la forma en la que tu cuerpo se desarrollara tiene que ver con tu genética. Así es, puede ser que tus abdominales no sean simétricos, que tus pectorales no tomen la forma que querías, que tus bíceps no alcancen el volumen que deseabas, etc…

¿Qué puedes hacer? Lamentablemente hay muy poco que puedas hacer en este caso. La mayoría de las personas que ves en las películas y en revistas son “la elite” en cuanto a la genética, es decir, sus genes los ayudaron a obtener esos cuerpos, mientras que algunos simplemente consumen cosas que los ayudan a verse así pero que tarde o temprano les repercutirán.

Así que conseguir el mismo cuerpo que las personas que ves en las revistas es algo muy poco probable. Pero realmente esto no es algo a lo que le debas de dar mucha importancia, ya que lo más importante aquí es que veas progreso y que te conviertas en la mejor versión de ti mismo que puedes ser.

Otro detalle que debes de tener en cuenta es que las personas que ves con cuerpos bien definidos o grandes, es que ellos llevan muchos años haciendo ejercicio y trabajando para tener esos cuerpos, no es algo que se logre en cuestión de uno a tres meses, tienes que ser paciente, seguir trabajando, ir mejorando, cuidar tu alimentación, descansar, tener buenos hábitos y ser constante y disciplinado en todos los aspectos, solo así lograras obtener los mejores resultados posibles.