Tips para aprovechar la testosterona

1

Es un hecho que se ha probado en numerosas ocasiones que los hombres que llegan a ocupar medicamentos con el objetivo de suprimir la testosterona experimentan una gran pérdida de masa muscular, motivación y fuerza, lo cual los hace más susceptibles a caer en la depresión, lo que cambia cuando utilizan un remplazo de la testosterona. Ahora que hemos dicho esto, ya sabes que la testosterona nos puede ayudar en gran medida a mantenernos motivados y a que nuestros músculos y nuestra fuerza crezcan, así que seguramente te estas preguntando: “¿Qué es lo que puedo hacer para aumentar mis niveles de testosterona de forma natural?”.

Bueno, pues cuando prestamos atención y analizamos los estudios que se han llevado a cabo hasta el día de hoy, podemos observar que hay varios puntos muy importantes:

Los entrenamientos de alta intensidad de fuerza y explosividad aumentan la segregación de testosterona y GH. Asimismo sabemos que los ejercicios de fuerza maximizan los compuestos que mantienen elevados los niveles de testosterona. En pocas palabras, debes de hacer sprints, series de arrancadas, cargar pesos muertos, hacer sentadillas, etc…

Estudios indican que las personas que comieron una dieta alta en grasa, menor al 30%, presentaron niveles más altos de testosterona que las personas que comían menos grasas.

Las personas que hacían la dieta Ornish, que es conocida por pedir niveles altos de hidratos de carbono y bajos en grasa, dieron efectos negativos en cuanto a los niveles de testosterona, lo que se podría deber a que el sustrato principal de la testosterona es el famoso colesterol, aunque es cierto que hay una gran variedad de teorías, parece ser que entre menores sean los niveles de grasa en nuestra dieta, serán menores los niveles de testosterona.

Varios de los estudios (siendo el principal el estudio liderado por Hamalainen y Roos) indican que un consumo excesivo de fibra hace que parte de esta fibra soluble se una a algunas moléculas de andrógenos, haciendo que estas se conviertan en moléculas “inactivas”.

Por otro lado se ha mencionado que las dietas vegetarianas no son las mejores u óptimas para la producción andógena de testosterona, ya que el consumo de huevos y carne es lo más indicado para mantener la secreción de testosterona en un buen nivel. Es posible que esto pase con la dieta vegana por los bajos niveles de concentración de aminoácidos ramificados, especialmente la leucina, aunque también se podría deber a que la metionina, el hierro “hemo” o el zinc, que son todos de suma importancia para un balance hormonal, así que tendríamos que dejar claro que sería subsanable con suplementación.

También se ha encontrado que la soja afecta los niveles de hormonas gracias a que contiene una gran cantidad de fito-hormonas, las cuales imitan a los estrógenos, compitiendo directamente con la testosterona por los receptores hormonales que tienen las células, razón por la que la soja es un alimento que se recomienda con mucha frecuencia para disminuir los efectos de la menopausia en las mujeres.

Asimismo se ha comprobado que algunos medicamentos como las estatinas, tienen el objetivo de regular la baja testosterona libre en la sangre, por lo que uno de sus efectos secundarios es la perdida de libido, mientas que en los hombres puede llegar a causar problemas de erección, aunque el mecanismo aún no está bien definido hasta el momento.

¿Te urge bajar esa pancita? Bueno, pues ahora tendrás más razones para deshacerte de ella, ya que se ha comprobado que la grasa abdominal está relacionada con una pobre secreción de testosterona, en pocas palabras, entre más grasa tengas en el abdomen, serán más inferiores tus niveles de testosterona. Esto se debe a que la grasa no solo es un depósito inerte que envía sus propias señales inflamatorias hormonales, sino que podría regular al alza los niveles de sensación de hambre.

Para concluir

  • Haz ejercicios básicos de pocas repeticiones durante tu entrenamiento, esto puede ser implementado como parte de la periodización.
  • Agrega grasas a tus recuentos de calorías, así como el consumo de huevos y carne no procesada, la cual no está relacionada con los problemas cardiovasculares. Estos alimentos tienen colesterol, aminoácidos y minerales que son muy importantes para una buena respuesta hormonal.
  • Añade HIIT (ejercicios de alta intensidad) a tus programas semanales de entrenamiento.
  • Cómo mencionamos en el artículo, evitar la soja podría ser muy importante, es mejor que optes por otras fuentes de proteínas vegetales, mezcla estas proteínas para complementar el aminograma.
  • Cuanta menos pansa tengas, tendrás más testosterona, así que procura mantener la grasa abdominal al mínimo.
  • Evita medicamentos como las estatinas, hay muchas alternativas diatéticas en el mercado que mejoran el perfil lipídico. Lo mejor es que vayas a consultarlo con tu médico.

Al seguir estos consejos prácticos sobre lo que si debes de hacer y comer, y sobre lo que, tendrás unos niveles óptimos y altos de testosterona de forma natural.