Suplemento de Zinc

Suplemento de Zinc

Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud, más de 2000 millones de personas de todo el mundo sufren carencia de cinc. El cinc es uno de los minerales más importantes para el desarrollo del cuerpo. Se encuentra prácticamente en todas las células del organismo, principalmente en huesos, ojos, hígado, testículos y próstata (uno de los órganos con mayor cantidad de este mineral, ya que aquí ejerce un papel fundamental en el control de la producción de testosterona).


Las funciones del Zinc

El cinc es vital para más de 200 tipos diferentes de enzimas que forman parte de las reacciones químicas necesarias para el buen funcionamiento del organismo. Este mineral actúa como un policía que dirige y asegura el tráfico eficiente de los procesos orgánicos, del sistema de enzimas y del mantenimiento de las células. Además, acelera la cicatrización de las heridas, fortalece el sistema inmunitario y forma parte de la síntesis del ADN. También es necesario para mantener los niveles normales de la hormona sexual masculina (testosterona) en sangre, por eso se emplea para tratar los problemas de infertilidad.

Durante el embarazo, la infancia y la adolescencia, el cinc ejerce un papel fundamental en el rendimiento muscular, el crecimiento y el desarrollo. De hecho, existen estudios que demuestran que una suplementación adecuada con cinc reduce la mortalidad infantil [*1].

En líneas generales, su acción beneficia:

– El sistema inmunitario
– El sistema respiratorio
– La vida sexual
– El rendimiento deportivo
– El crecimiento y el desarrollo

Síntomas de déficit de Zinc

La falta de cinc puede ser primaria (por una alimentación desequilibrada) o deberse a una disminución de la absorción de este mineral en el intestino. Actualmente, la mayor parte del cinc que se encuentra en los alimentos, se pierde casi por completo debido a los procesos de transformación o simplemente no existe debido a la pobreza en nutrientes de la tierra donde se cultivan.

Estos son los síntomas de la carencia de cinc:

– Poco apetito y pérdida del gusto
– Problemas digestivos
– Problemas en el sistema inmunitario
– Vómitos y diarrea
– Ceguera nocturna
– Caída del cabello
– Problemas de piel y de cicatrización
– Problemas de crecimiento en niños y retraso de la pubertad


Aumento de las necesidades de Zinc

La dosis diaria recomendada de cinc es de 15 mg para hombres y de 12 mg para mujeres. Sin embargo, esta cifra puede variar ligeramente en algunos casos, especialmente en mujeres embarazadas o en período de lactancia. Entre los grupos que sufren más carencia de este mineral están las personas que consumen demasiado alcohol y las que sufren diabetes o enfermedades hepáticas. No se conocen los efectos tóxicos resultantes de tomar más de 150 mg al día.

Fuentes de Zinc

Las ostras, los lácteos, la carne roja, la carne de ave, los huevos, el cangrejo, el germen de trigo, la levadura de cerveza, las semillas de calabaza, las judías de ojo negro y las semillas de soja son alimentos ricos en Zinc de forma natural. El problema es que el organismo solo absorbe el 20% de este mineral cuando se recibe a partir de la alimentación, lo que puede implicar la necesidad de usar suplementos.
_______________________________________________________________________________________

REFERENCIAS O NOTAS:
[*1] – Sazawal, S. et. al.Effect of zinc supplementation on mortality in children aged 1—48 months: a community-based randomised placebo-controlled trial, The Lancet Vol. 369:9565, págs. 927 – 934, marzo 2007 (LINK)