Rompe con estos mitos del fitness y el deporte

1

Los vemos todos los días. En el mundo del gimnasio y su subcultura proliferan aquellos a los que su obsesión por estar con increíblemente definidos con un 5% de grasa corporal les hace privarse de infinidad de cosas, ciertas comidas o casi todas, eventos sociales, novios/novias, etc.

Pero… ¿Qué hay detrás de la cortina? ¿Estamos perdiendo el norte?

Es muy fácil, todo tiene una explicación. Por un lado tenemos a los actores de 300, The Rock, Rich Froning, Phil Heath, el de la portada de la revista, el del anuncio de Calvin Klein… Todos aparecen con un abdomen definido, unos deltoides extremadamente marcados y envueltos en un aura de éxito.

Es tal idolatría la que tenemos por esas figuras, imágenes y personas que nos olvidamos de lo que verdaderamente importa, nuestra vida y cómo interactuamos con los de nuestro alrededor. Hay varios puntos que hay que tocar cuando observamos cómo se nos alimenta por los ojos con un determinado actor o deportista con abdominales y grandes brazos. Me gustaría invitarte a reflexionar y que pensarás en los distintos puntos que aquí expongo.

Génetica: Es posible – ¡párate a pensar, por favor! – que genéticamente, los deportistas de élite hayan nacido con ciertas ventajas, ya sean aeróbicas como en el caso de Lance Armstrong o anaeróbicas como en el caso Froning. Esto es de “cajón”, aunque no lo quieras ver, o si no, dime por qué hay gente que nace más alta que otra, o mujeres con un busto más grande por naturaleza. Hay gente, querido amigo, que genéticamente, son superiores, ya sea intelectualmente o físicamente.

Completa dedicación:Ésta gente vive, duerme y come como un deportista. Se les paga grandes sumas de dinero por hacer deporte, emocionar a hinchas e inspirar a generaciones. Es complicadísimo pertenecer a la élite, ya sea deportiva (Ronaldo, Messi) o intelectual (Chomsky, Punset).

Ayudas/esteroides. Es imposible hacer 200 km todos los días en bici durante 2 semanas en el Tour de Francia de manera natural, es imposible pesar 100 kilos de músculo con un 5% de grasa corporal midiendo 1,80 m, es imposible que, en un tramo de 3, si, 3 meses, un actor con un cuerpo normal pase a ser un monstruo con abdominales. Hay gente genéticamente muy superior, pero una cosa es una cosa… y otra es lo imposible. Éste punto es digno de mención, y haremos un artículo sobre los esteroides, pero debemos tener en cuenta que ciertos cuerpos son naturalmente imposibles de conseguir (100% imposibles). Algunos ejemplos pueden ser los de todos los competidores de culturismo profesional, Ronnie Coleman, Jay Cutler, Phil Heath, Dana Linn Bailey, Mike O´Hearn, modelos de fitness como Rafa García, Gregg Plitt, Vince Delmonte. Atletas de alto nivel como Ben Johnson, Marion Jones, Lance Armstrong… y un sinfín de casos más. Es imposible llegar a ese nivel sin su genética pero también sin una ayuda externa.

Yo no te digo que no tengas sueños y ganas de mejorarte a ti mismo todos los días. Al revés, haz todo lo que puedas para perseguir tus sueños, pero por favor, recuerda que una meta tan llena de aire como el estar al 5% de grasa corporal y marcar camiseta no te dará la felicidad, ni te abrirá las puertas de nada en condiciones normales. Tiene que haber un consenso por parte de todos los que nos dedicamos al fitness (entrenadores personales, preparadores físicos, nutricionistas, coachs…)  para instaurar un poco de cordura y dejar de engañar a la gente.

Necesitas saber dónde te encuentras. Necesitas horas, horas y horas en el gimnasio y contigo mismo.

Dice Stan “The White Rhino” Efferding, powerlifter y culturista profesional:

Levantar pesas en el gimnasio son 1 o 2 horas, 4 o 5 veces por semana, pero tu cuerpo lo llevas 24 horas al día, tu abdomen dependerá de lo disciplinado que seas con tus comidas y tus tiempos de descanso.

Jon North y Donny Shankle, antiguos levantadores olímpicos en California Strength, describen la experiencia como “time under the bar” (tiempo debajo de la barra).

Así que tranquilízate y no te obsesiones, tómate tu entrenamiento como lo que es, una oportunidad para mejorar y superarte, pero también supérate como persona.

Fuente:www.realfitness.es