¿Qué es la descarga en el entrenamiento?

1

En el entrenamiento con cargas es importantísimo tener una correcta periodización, seguir los principios de adaptación e individualidad biológica y en definitiva, entrenar de forma segura, intentando evitar el sobreentrenamiento y las lesiones. Hoy les quería hablar sobre la importancia de la descarga en el entrenamiento.

La descarga en el entrenamiento consiste principalmente en realizar entrenamientos fuertes e intensos con cargas elevadas y un volumen apropiado y seguidamente reducir dicha intensidad. durante un tiempo determinado y de forma periódica. Muchos piensan que todos los días se debe ir al gimnasio y entrenar con el mismo volumen de entrenamiento (es decir, mismo número de ejercicios, mismo número de series y repeticiones con la misma carga), siguiendo el denominado “no pain no gain”, pero esto es un concepto erróneo que no nos permitirá evolucionar ni progresar de forma adecuada.

En primer lugar, debemos tener clara cuál es nuestra etapa y cuáles son nuestros objetivos. Cuando se trata de ganar fuerza, debemos controlar muy bien a nuestro Sistema Nervioso Central (SNC) ya que, en muchas ocasiones, intentamos entrenar con una intensidad demasiado elevada con cargas muy altas de forma muy seguida.

Para evitar posibles lesiones, estancamientos o el sobreentrenamiento, una de las herramientas de las que disponemos es la llamada descarga. Esta descarga consiste en permitir al cuerpo recuperarnos de entrenamientos de alta intensidad, reduciendo la intensidad durante un tiempo determinado.

Hay varias formas de realizar dicha descarga, la fórmula general más utilizada es realizar una semana completa de descarga cada 4 semanas de entrenamiento. Durante dicha semana, se puede hacer un descanso activo, reduciendo la intensidad de las cargas durante el entrenamiento o directamente no entrenar ejercicios de pesas durante la misma.

Para las personas que son novatas en el gimnasio o que realmente empezaron hace poco, no es necesario realizar esta semana de descarga con frecuencia, en ocasiones con realizarla cada ocho o incluso doce semanas sería suficiente.

Como siempre, debemos saber escuchar a nuestro cuerpo y entender que además de cargar con pesas y ser capaces de realizar récords en levantamientos de forma planificada, también necesitamos descansar para poder seguir avanzando y progresando de forma saludable y segura, sean cuales sean nuestros objetivos.