¿Qué es el fallo muscular?

1

¿Qué es el fallo muscular? Mucho hemos mencionado este término tan conocido en el mundo del fisicoculturismo pero no nos hemos detenido a analizarlo. ¿Es bueno, malo, cuándo hay que buscarlo? Si bien el principio de la ganancia muscular es el rompimiento de fibras, no siempre el fallo muscular debe ser nuestro fin de cada entrenamiento.

Primero es importante describir qué es el fallo muscular: básicamente es el punto en el que el músculo que estamos entrenando no puede realizar una repetición más en su fase positiva o concéntrica. Es decir y por poner un ejemplo: si estamos haciendo press de pecho no podríamos levantar la barra ya que nuestro pectoral está agotado.

Es muy común en los gimnasios escuchar “la última serie es al fallo”“las series al fallo muscular en lugar de un número de repeticiones”, etc.. A ciencia cierta este tipo de entrenamiento no está mal ni bien, es una manera distinta de llevar a las fibras musculares a su rompimiento máximo, pero hay que tener ciertos puntos en cuenta antes de pensar a llevar a cabo este tipo de entrenamientos:

  • No es para principiantes
  • Se requiere de gran técnica para ejecutar cada repetición
  • Preparación del músculo con un buen calentamiento
  • Tras una rutina al fallo muscular es muy importante consumir una buena dosis de proteína para recuperarse

Desde mi punto de vista aplicar el fallo muscular es de gran ayuda cuando se busca ganar masa muscular pero no debe ser muy recurrente ni en todos los entrenamientos, quizá una vez a la semana en entrenamientos de distintos músculos, por ejemplo: hoy entrenamos pecho y trabajaremos algún ejercicio en su última serie al fallo muscular; quizá la última serie de cada una de las secuencias que llevemos a cabo. Pero a mi consideración nunca toda la rutina.

Al entrenar al fallo el desgaste del músculo es masivo y por ende las posibilidades de metabolismo catabólico, lesiones como desgarres, tendinitis o contracturas están a la orden del día; ahí que radique la importancia de tener una preparación previa además de un nivel avanzado en esto de las pesas.

Otro de los temas que preocupa mucho y que debemos tomar en cuenta, es que si se piensa entrenar al fallo siempre se debe contar con alguien que esté de apoyo o estar a la vista del entrenador de piso, al entrar en una fase de fallo muscular éste ya no responde y puede haber una accidente.

Uno de los factores que hemos comentado es el descanso posterior a un entrenamiento de estos, la alimentación, y complementación posterior a un entreno al fallo. De no llevar una correcta recuperación pronto podríamos caer en una desgaste muscular.