Plan a seguir para acabar con los rollos en la cintura

1

Muchos hombres y mujeres constantemente se enfrentan con un gran problema, esos rollitos alrededor de la cintura que sobresalen con la ropa puesta y que empeoran cuando intentas ponerte unos jeans que hace tiempo no usabas. Esto en general lleva a la búsqueda de ejercicios que ayuden a eliminar ese exceso de grasa de las zonas problemáticas, aunque con un enfoque incorrecto .

Porque si bien todo ejercicio que hagamos siempre nos hará un bien, la gran mayoría piensa que los encogimientos abdominales serán la solución para tonificar la panza y sacarse de encima los rollitos. Si eres de este grupo tienes que comprender de una vez por todas que los encogimientos abdominales solo te ayudarán a acondicionar los músculos de la zona, pero bajo ningún punto de vista eliminarán la grasa. La grasa permanecerá y la frustración crecerá, sabes de lo que hablamos, ya has estado allí.

Si tienes una cintura con rollitos ese es el resultado de tu estado físico actual, de elegir las comidas equivocadas y de mucha falta de actividad. Las buenas noticias son que todo es remediable.

Las estrategias que te mostraremos a continuación han sido extraídas de nuestros manuales para adelgazar, y te ayudarán a encarar mejor tu objetivo de bajar la panza, de manera saludable, segura y por sobre todas las cosas con resultados notorios.

Ahora, metiéndonos de lleno en las estrategias que tienes que llevar a cabo estos son los puntos que tienes que considerar para empezar a eliminar los rollitos a partir de mañana.

1. Mejora la alimentación

Claramente si tienes rollitos uno de los puntos flacos no está en tu cintura sino en tu manera de comer. Muchos de nuestros clientes nos dicen que comen sano pero cuando nos adentramos en sus hábitos descubrimos que comen cualquier cosa menos lo que tienen que comer.

Para empezar es totalmente seguro que la ecuación de energía está desequilibrada y consumes más de lo que tu cuerpo quema. Traducido esto quiere decir que comes de más y mal. Esto se revierte modificando pequeños hábitos alimenticios que no suponen meterte en una dieta extrema sino eligiendo mejor lo que llevas a tu boca.

Elimina…

Gaseosas,
manteca,
mayonesa,
azúcar,
productos de panadería,
pizas,
fritos,
todo lo que contenga harinas blancas,
mermeladas,
menos sal.

Incorpora…

Mucha agua,
miel o stevia en vez de azúcar,
panes y pastas integrales,
más verduras,
más pescado,
más semillas,
frutas disecadas y frutos secos de colaciones.

No tienes que poner tu vida de cabeza para mejorar tu alimentación, tienes que empezar a comer mejor y de manera más inteligente. Haz comidas más seguidas pero más pequeñas por ejemplo. ¿Sabías que con modificar solo este punto tu metabolismo se acelera y quemas calorías por comer poco pero más a menudo? Pero además comer sano es delicioso, por unas cuantas semanas investiga y experimenta. Nuestro blog está repleto de recetas saludables que seguramente te encantará probar. Comer sano es rico, y ademas es el punto más importante a la hora de sacarte los rollitos.

2. Cardio quema grasas

Si crees que ya sabes lo que te diremos mejor lo piensas otra vez porque no te aconsejaremos que salgas a correr durante una hora. El cardio de la forma en que lo veíamos ha cambiado. Ahora se sabe que hay maneras de hacerlo que pueden disparar tus resultados en muy poco tiempo y con sesiones de entrenamiento más cortas.

Desde ya que si eres sedentario o hace un buen tiempo que no te ejercitas deberías empezar un plan progresivo que al principio se sienta fácil, preferiblemente con una combinación de caminar y trotar, y crecer en estado físico a partir de allí. Si eres principiante lo mejor que puedes hacer es empezar a hacer ejercicio ya que ese hecho por sí solo te ayudará a eliminar los rollitos.

Ahora si tienes grasa abdominal pero ya te ejercitas las recomendaciones son diferentes. Una de las mejores maneras de sacarte grasa es con alguna forma de intervalos o ejercicio intenso. Nuestros preferidos son dos, los sprints y  Crossfit.

Los sprints básicamente son carreras a toda velocidad por periodos bien cortos de tiempo seguidos de tres o cuatro veces ese tiempo en periodos de recuperación. Lo bueno de hacer estas carreras es que las sesiones duran en promedio unos 20 minutos. Calientas unos cinco minutos, haces una carrera a toda velocidad por 10 segundos y te recuperas 30, 40 o 60 segundos; luego repites la carrera a toda marcha y el ciclo intensidad y recuperación hasta que queden cinco minutos para un trote bien lento de recuperación.

Con la soga es distinto. Simplemente saltas la soga durante 15 minutos. No parece mucho ni tampoco exigente, hasta que lo haces. La soga es un recurso increíble para bajar de peso, y es económico, intenso, no ocupa espacio y sobre todo altamente efectivo. Quieres una sesión de cardio todavía más intensa? Alterna un minuto de soga con un minuto de escaladores hasta completar 15 a 20 minutos.

3. Pesas

Lamentablemente todavía se cree que hacer pesas es solo patrimonio de quienes buscan cuerpos musculares y enormes. Nada más lejos de la realidad. Si quieres un cuerpo esbelto, delgado y atlético entonces te recomendamos que consideres el entrenamiento con pesas como parte obligatoria de tu rutina.

La razón es muy simple. Si hay un ejercicio que te tiene quemando calorías todo el día (y conste que decimos quemar calorías y no volverte una bestia muscular enorme) ése es el ejercicio de pesas. El tejido muscular es tejido activo que necesita energía para sobrevivir. Esto quiere decir que por el solo hecho de tener músculo tu cuerpo estará quemando calorías para mantenerlo. Y a excepción del ejercicio intenso no hay otra forma para tu cuerpo de quemar calorías todo el día que no sea con esta forma de entrenamiento.

Rutinas de cuerpo entero dos o tres veces por semana con poco descanso entre series son de nuestra preferencia. En estas rutinas trabajas absolutamente todo tu cuerpo y favoreces la quema de grasas, lo que a su vez favorece la eliminación de los rollitos de la cintura.

Leave a Reply