Los menores de edad ¿Pueden levantar Pesas?

1

Aunque parezca difícil de creer, no es imposible que un jóven, incluso tratándose de un niño, pueda acudir al gimnasio para entrenar con pesas. No obstante, las diferencias entre un adulto y el jóven que está en plena etapa de desarrollo son muchas, siendo esta la principal razón por las que un entrenamiento de pesas entre uno y otro debe variar en todos los aspectos que van desde el tipo de ejercicios a realizar, e incluso en el número de repeticiones, series y por último, los pesos a levantar.

Y es que en la niñez y la adolescencia, el cuerpo va cambiando constantemente, por lo que se debe tener especial cuidado, sobre todo al momento de alimentarse o llevar a cabo cualquier tipo de actividad física, ya que ambos aspectos son cruciales para el correcto desarrollo del cuerpo. Un niño que quiere realizar ejercicios para maximizar las ganancias de masa muscular, puede hacerlo, de hecho ni siquiera el tamaño les impide utilizar los accesorios o máquinas del gym, sin embargo, este no es el tipo de entrenamientos más recomendables para alguien de esta edad, ya que el exceso de ejercicio o la sobrecarga muscular, podría repercutir negativamente en el desarrollo de los músculos y los huesos.

Beneficios de los entrenamientos de pesas en niños

Existen múltiples beneficios que refuerza la creencia sobre lo recomendable que es trabajar con pesas desde edades más tempranas:

  • Mejora la calidad de algunos tejidos importantes en el cuerpo, tales como los huesos, articulaciones, cartílagos y músculos, propiciando a que tenga más fortaleza y estén preparados para los cambios que ocurren con el crecimiento. En pocas palabras mejora la adaptación a los cambios que llegan con la adolescencia.
  • Un entrenamiento en óptimas condiciones, en dónde se tome en cuenta hasta el detalle más íntimo de cada ejercicio favorece a la producción de la hormona del crecimiento, estimulando el cartílago óseo para alcanzar una mayor longitud de los mismos y terminando por lograr una altura mayor de forma natural.
  • Los ejercicios llevados a cabo con una técnica de ejecución en perfectas condiciones es ideal para mejorar la postura.
  • En combinación con los ejercicios de estiramiento necesarios, también se logra una mayor flexibilidad, lo que incide a un cuerpo más ágil y rápido ante cualquier situación.
  • Previene la obesidad, que se trata de un tema de mucha preocupación, pero además de ello, también la ayuda a combatir de forma más fácil en comparación a los ejercicios cardiovasculares, ya que al no requerir de movimientos rápidos y continuos, no se percibe como una actividad hostil, sino que resulta divertida.

Algunas pautas a tener en cuenta antes de entrenar con pesas siendo un niño

No es nada nuevo decir que los niños y adolescentes en pleno crecimiento tienen muchas más razones para hacer ejercicio, no sólo por la adaptación del cuerpo, sino porque están en la edad adecuada para adquirir nuevos hábitos de cara a los años por venir, garantizando que sean poseedores de un cuerpo excepcional y una salud altamente buena. Aún así, hay que tener algo de cabeza antes de iniciar alguna actividad deportiva, siendo que las más recomendables son aquellas donde se realizan movimientos explosivos, evitando someter a los músculos al estrés constante, debido a que es muy importante mantener las fibras elásticas y que tienden a endurecerse con el ejercicio.

En base a ello es recomendable que los más pequeños se limiten a realizar actividades aeróbicas o cardiovasculares en las que más allá de buscar el crecimiento de los músculos se logre su definición, previniendo las inminentes lesiones o llegando a forzar demasiado los músculos. El levantamiento de pesas no necesariamente queda descartado, pero sin embargo, siempre debe estar supervisado por un adulto profesional en todo momento. Por obvias razones, las intensidades deberán ser mucho menores en comparación a las de un adulto para nuevamente dicho, conseguir la tonificación de los músculos y mejorar la postura.

Entonces, ¿ejercicios de pesas o ejercicios aeróbicos?

Debido a que no hay evidencia que demuestre que los levantamientos de pesas interfieran de forma negativa con el desarrollo del joven o adolescente, sino todo lo contrario. Lo mejor en este caso es combinar lo mejor de los dos mundos: hacer levantamientos de pesas y practicar algún deporte aeróbico para maximizar las ganancias de ambos ejercicios.

Nuevamente, es muy importante tener en cuenta que el cuerpo de un niño es totalmente diferente al de un adulto y por esa razón los programas de entrenamiento deben ser totalmente diferentes, limitándose a dominar la técnica de ejecución durante las primeras semanas y a partir de ahí empezar a trabajar con cargas que requieren del 40-50% del 1RM para luego ir progresando paulatinamente sin correr el riesgo de sufrir una lesión.

Los materiales de construcción también son totalmente diferentes, la industria sabe que cada vez son más los niños que se involucran este tipo de actividad física y gracias a ello existen múltiples materiales diseñados exclusivamente para su tamaño, tales como algunas máquinas de poleas y de peso libre, además de las ya conocidas fitball, balones medicinales o bandas elásticas.