Los 5 mejores alimentos para desayunar

Desayunos saludables y rápidos

 1

1.- Bebida a base de proteína

Si al igual que yo, eres de aquellas personas que por la mañana no tienen ganas de algún alimento sólido, puedes optar por una bebida a base de proteína de suero de leche, ya que esta proteína es una de las más biodisponibles, lo que quiere decir que el cuerpo la aprovechara casi por completo. Incluso en algunas investigación han asociado su consumo con la perdida de grasa cuando se consume en ayunas.

Además es una excelente opción cuando vas a entrenar por las mañanas, ya que el gasto energético en reposo será mayor a lo largo del día a que si tomaras un suplemento a base de carbohidratos, además de que este tipo de bebidas son una excelente opción para una buena recuperación después de hacer ejercicio.

Podríamos decir que la única desventaja es que al ser una bebida, el vaciamiento gástrico es mucho más rápido, así que una buena opción es mezclarla con leche y consumirla con alguna fruta.

2.- Avena

Aunque la avena también es un cereal, es distinto a las clásicas hojuelas de arroz, maíz o trigo. La avena en realidad es una excelente opción para desayunar, además de que produce una buena sensación de saciedad. Asimismo tiene una buena cantidad de vitaminas y minerales, como sería el caso de vitamina Ba, hierro, calcio, selenio, potasio, zinc y magnesio, que tienen muchas funciones en el metabolismo y en la inmunidad de nuestro organismo.

Tiene un gran aporte de fibra, que es un excelente protector de nuestro corazón, ya que su consumo puede disminuir los niveles de colesterol malo y los niveles de glucosa en la sangre.

Por todo esto la avena es una excelente opción, especialmente para las personas que padecen de dislipidemias y diabetes.

3.- Huevo

Sin duda alguna uno de los desayunos más populares es el huevo, y no es por nada. El huevo es la mejor fuente de proteína que podemos encontrar. Además de que podemos prepararlo en un delicioso omelette con verduras (tomates, chiles, champiñones, espinacas, etc…) y complementarlo con una rebanada de pan y fruta.

Debes de procurar no combinar el huevo con otras fuentes de proteína animal, como sería el caso del jamón, la salchicha y el chorizo, ya que la calidad de estos alimentos es un tanto baja, por lo que solamente estarías disminuyendo la calidad del huevo y algunas de las ventajas de su consumo.

4.- Sándwich

Tal vez no te lo imaginabas en esta lista, pero en realidad también puedes optar por un delicioso sándwich, ya que hoy en día hay una gran variedad de panes entre los que puedes elegir, siendo el integral una de las mejore opciones que tienes. Si quieres hacerlo más saludable puedes cambiar la mayonesa y la mantequilla por aguacate, además de que puedes complementarlo con unas saludables rebanas de tomate, un poco de lechuga, queso, pollo, salmón o jamón.

Además puedes comer un poco de fruta para que tengas un buen desayuno con vitaminas, minerales y fibra.

5.- Yogurt

También puedes optar por comer algo de Yogurt, aunque debes de tener cuidado con su nivel de azúcar. Estos son una excelente fuente de vitamina D y calcio, los cuales están relacionados con los niveles de colesterol saludables y la pérdida de peso. Además puedes mezclarlo con tu fruta favorita o agregarle algunas almendras o nueces para hacerlo aún más saludable.

Bonus.- Acompaña el desayuno con té verde

Una excelente opción es acompañar tu desayuno con té verde, ya que es cierto que su consumo está relacionado con una mayor oxidación de grasas, aunque esto no quiere decir que si lo tomas todo el día perderás grandes cantidades de grasa, especialmente si no estás haciendo ejercicio y no tienes una dieta balanceada.

El té verde tiene una excelente cantidad de antioxidantes que te protegen contra distintos tipos de cáncer. Procura no combinar tu té con eche, ya que de esta forma pierde sus efectos antioxidantes.

Ciertos estudios han relacionado el consumo de té verde como un protector en las neuronas, disminuyendo de esta forma el riesgo de padecer Parkinson o Alzheimer. Además de que ayuda a disminuir los niveles de colesterol malo y a controlar la glucemia.