Lo siento, necesitas algo de cardio

Pero, ¿qué tipo es el mejor? ¿HIIT o LISS? Esto es lo que necesitas saber.

Necesitas hacer Cardio

Al cardiovascular se le tiene mucho odio cuando se trata de la pérdida de grasa. Y por una buena razón, es tan agradable como ver la pintura secarse. La verdad es que el cardio se usa mejor como su as en el hoyo una vez que ha marcado su entrenamiento de resistencia y su dieta.

Las variaciones de intervalos de alta intensidad (HIIT) y de estado estable de baja intensidad (LISS) son útiles. Los intervalos de alta intensidad pueden ser increíbles para impulsar la pérdida de grasa y mejorar la capacidad de trabajo. En el otro lado del espectro, las actividades de baja intensidad como caminar también brindarán una tonelada de beneficios.

LISS cardio es una excelente manera de aumentar la cantidad de calorías que quema sin aumentar el estrés y crear una mayor respuesta de cortisol. Si bien el entrenamiento de fuerza siempre debe ser su principal forma de actividad al tratar de perder grasa corporal, también crea una tonelada de estrés en su cuerpo, del cual tendrá que recuperarse.

El problema es que, cuando estás en un déficit de calorías, no estás comiendo tanto como tu cuerpo necesita para apoyar esa recuperación. Así que con el tiempo, este estrés acumulado y la recuperación insuficiente lo desgastarán, y más aún si convierte cada entrenamiento en una sesión de entrenamiento a intervalos.

Esta es la razón por la cual los fisicoculturistas y los atletas físicos añaden más cardio cuanto más se acercan a la competencia: es una excelente manera de aumentar la cantidad de grasa quemada sin aumentar el estrés.

La actividad de baja intensidad también tiene una serie de otros beneficios fisiológicos. Ayuda a promover un mayor flujo de sangre (1), que a su vez ayuda a reducir la inflamación (2) y el dolor; mejora la función cardiovascular junto con la salud mitocondrial y celular; y reduce los niveles de estrés y cortisol (3).

Por lo general, les digo a mis clientes que hagan cuatro caminatas de 40 minutos por semana cuando aumenten de volumen y mantengan. Cuando el objetivo es la pérdida de grasa, aumentamos el LISS a siete días por semana y mantenemos el HIIT como una táctica de siguiente nivel.

Referencias

  1. Experimental Biology 2017, «How walking benefits the brain: Researchers show that foot’s impact helps control, increase the amount of blood sent to the brain.» ScienceDaily. ScienceDaily, 24 April 2017.
  2. Dimitrov, Stoyan, et al. «Inflammation and Exercise: Inhibition of Monocytic Intracellular TNF Production by Acute Exercise via $beta;2-Adrenergic Activation,» NeuroImage, Academic Press, 21 Dec. 2016.
  3. Maglione-Garves, Christine A, et al. «Cortisol Connection: Tips on Managing Stress and Weight.» Exercise and Resting BP, September-October 2005, Volume 9, Issue 5, p 20-23.

Autor: Eric Bach