Las mejores proteínas naturales para el desayuno

post

Ganar masa muscular, definir los músculos, eliminar esos kilos de más acumulados a lo largo del tiempo, no importa cuál es tu objetivo, pues en cualquiera de los casos, la alimentación es la que desenvuelve el papel protagónico para que puedas alcanzar los resultados que deseas. Si cuantificamos esa importancia; el desayuno, almuerzo, cena y comidas peri-entrenamiento tienen un 80% de influencia en los beneficios obtenidos, mientras que el 20% restante se divide entre el ejercicio y un descanso adecuado. En conjunto, estos forman los tres pilares del proceso de transformación del cuerpo, y si bien no se trata de un concepto oficial, sí que se ha adoptado por muchísima gente a lo largo de la historia del fitness.

Pero eso ya es punto a parte, hoy toca hablar sobre la alimentación, teniendo un enfoque más profundo en la primera comida del día. Seguramente en más de una ocasión hayas escuchado que el desayuno es la comida más importante del día, y no en vano. Hay muchas… demasiadas razones por las que desayunar de forma adecuada es indispensable para obtener resultados más óptimos,. A través de esta comida se obtienen las energías que el cuerpo requiere para poder desempeñar funciones básicas y actividades domésticas, laborales o los entrenamientos diarios.

La definición de desayuno adecuado no es tan complicada como puede llegar a pensarse, pero muchas veces la falta de información es la que crea mucha confusión entre los atletas más novatos, por lo que se ven afectados con sus decisiones tras elegir los alimentos que forman parte de esta comida. Es probable que hasta este punto, te estés preguntando, “¿en qué consiste entonces el desayuno perfecto?”. Primordialmente, en la inclusión de proteínas de calidad y carbohidratos complejos, así como grasas saludables (aunque en menor medida, en comparación a los dos primeros macronutrientes) y vitaminas y minerales para que el cuerpo pueda llevar a cabo sus funciones vitales.

La importancia de estos elementos recae en diferentes razones para cada uno. Las proteínas por ejemplo, son las que se utilizan por el músculo como alimento para que estos puedan crecer. Los carbohidratos aportan esa dosis de energía para realizar la rutina diaria al máximo, mientras que las grasas tienen un papel en la creación de células vitales y hormonas que influyen la disminución del tejido adiposo y/o la grasa visceral. Si tu objetivo (que probablemente lo sea si estás leyendo este artículo) es el de ganar músculo, entonces continúa leyendo y toma nota acerca de estos alimentos que debes incluir en tu desayuno para que tu objetivo sea más fácil de alcanzar.

En total, son seis alimentos y aunque bien es cierto que la lista puede extenderse hasta los miles, para esta lista nos hemos basado en el valor biológico de las proteínas, así como la cantidad y el tipo de carbohidratos y grasas que podemos encontrar en cada uno. Sin más preámbulos, a continuación te los presentamos.

1.-Salmón

Quizás este es considerado por muchos como el alimento predilecto de un deportista, y es que la cantidad de propiedades que podemos encontrar en este son tantas, que sorprenden. Para empezar, se trata de un tipo de carne sumamente magra, es decir, que su contenido en proteínas (y de alta calidad, por supuesto) es mucho mayor que el de grasas, incluso si se compara con la carne de res u otros pescados.

Y hablando de grasas, también contiene una cantidad significativa, aunque esto no quiere decir que sea malo, pues estas son grasas saludables que se componen principalmente de aceites esenciales como el Omega 3 que ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre, beneficiando de esta forma al sistema cardiovascular, así como la tasa metabólica.

2. Huevos

A lo largo de los años, siempre ha existido cierto temor hacia el consumo de huevos, probablemente debido a la cantidada de colesterol que contienen. ¡Falso!, múltiples estudios han demostrado que esto no es más que un mito, por lo que consumir huevos no es perjudicial para la salud, sino todo lo contrario, ya que contienen proteínas de alto valor biológico, vitaminas del complejo B, A, D y E, y minerales como el potasio, magnesio, fósforo y hierro, así como ácido fólico, por lo que también debe incluirse en la dieta de mujeres embarazadas.

No aporta ningún tipo de fibra ni carbohidratos, y en cuanto a las grasas, estas son del tipo mono y poliinsaturadas, es decir, grasas buenas que contienen Omega 3. Debido a esto, tienen un bajo índice calórico.

3. Soya

post

Este es quizás el alimento con más proteínas que podemos encontrar, y no sólo hablando dentro de las proteínas vegetales, sino también las de origen animal. Para darse una idea, en 100 gramos de soya, 36.49 gramos de proteínas, lo que supone más de un 30% de su composición total.

Gracias a ello, la soya resulta un alimento viable para los deportistas vegenos que buscan la ganancia de masa muscular sin tener que recurrir al consumo de carne. De hecho, existen suplementos proteicos hechos a base de soya que cada vez se va haciendo más popular dentro de la comunidad fitness vegana.

4. Pechuga de pollo

La pechuga de pollo es otro de los alimentos favoritos de los culturistas más famosos, debido a las increíbles propiedades que podemos encontrar. Al ser un tipo de carne magra, no contiene altos índices de grasas, ni mucho menos carbohidratos, que en este caso también resultan nulos. Obviamente, se compone principalmente de proteínas, fibra, minerales como el hierro, calcio, etc., y vitamina C y del complejo B.

A pesar de que podemos obtener beneficios parecidos y quizás mejores en la pechuga de pavo, el consumo de pechuga de pollo se ha extenido de forma más abrazadora, principalmente a su fácil acceso, ya que puede conseguirse en cualquier supermercado a precios más accesibles que el pavo. No obstante, es importante tener en cuenta, que de ser posible es mucho mejor conseguir la pechuga de pollo fresca u orgánica, directamente en establecimientos especializados, ya que en comparación con la producida por las grandes cadenas comerciales, estas no están minadas con antibióticos ni otros químicos que disminuyen significativamente su calidad nutricional.

5. Queso cottage

post

A diferencia de la mayoría de productos lácteos que contienen un alto índice de carbohidratos de absorción rápida y grasas poco saludables, el queso cottage resulta totalmente lo opuesto e incluso se considera como uno de los quesos más benéficos para la salud, especialmente debido a su gran valor proteico, pero bajo en grasas que resultan prácticamente nulas. Es por esa razón que es el preferido de entre muchos deportistas que se dedican a la construcción de masa muscular o que desean quemar grasas para definir.

Debido a su contenido lácteo, aporta grandes cantidades de calcio, mineral que estimula a un correcto desarrollo del sistema óseo y muscular, además de tener un estrecha relación en el control y disminución de la presión arterial elevada.

6. Mantequilla de cacahuetes (mani)

post

La mantequilla de cacahuetes, o popularmente conocida como mantequilla de maní, forma parte casi esencial del desayuno de una familia norteamericana promedio, y no en vano, pues se trata de un alimento de gran valor nutricional, aunque debe consumirse con mucha moderación debido a su alto contenido de grasas y por tanto, calórico.

Es perfecta para empezar del día y es tan versátil que puede utilizarse de mil y un maneras, ya sea en un smoothie proteico para antes de entrenar, como complemento para una ensalada, o para untarse directamente sobre una rebanada de pan integral. Es importante tener en cuenta que, la mantequilla de maní debe consumirse únicamente en su estado natural, ya que la mayoría de los productos envasados que encontramos en los supermercados comunes, están llenos de químicos y azúcares que no dejan nada bueno al organismo.