Las mejores maquinas para adelgazar con cardio

maquinas-para-adelgazar

En nuestra eterna búsqueda por bajar esos kilos o libras de mas nos encontramos con un sinnúmero de productos en el mercado del día a día, cada uno de ellos vendiéndonos un sueño y dándonos la idea que con el simple echo de usarlo, milagrosamente vamos a bajar de peso y ponernos fuertes aun sin cambiar nuestro estilo de vida. Que tal si me compro un cinturón adelgazar, una faja reductora, una crema para adelgazar glúteos. Dios mío ¿Qué hago? Tendré que gastar miles de dólares por una lipoescultura. Aquí le daremos la recomendación de ir al gimnasio para adelgazar, aparte de bajar la grasa tendrá la oportunidad de tener un cuerpo perfecto y sabrá como conservarlo.

Las maquinas para adelgazar que realmente funcionan:

captura-de-pantalla-2016-10-16-a-las-1-30-34-p-m

Bici estática (o lo que nunca está libre)

bicicletas-estaticas

Esta máquina tiene un leve impacto en nuestras articulaciones, no requiere de una gran técnica para subirse a ella y cogerle el tranquillo. Sólo realizaremos un movimiento de pedaleo en forma cíclica. Lo más determinante para estar más cómo es la postura de la espalda, que debe estar siempre recta para no dañárnosla. El sillín tendremos que ajustarlo bien para que las rodillas puedan extenderse hasta unos 175º, no llegando evidentemente a estirarse por completo. Es un ejercicio aeróbico en el que mucha gente se aburre con frecuencia y facilidad, pero si conocemos los programas preinstalados de la máquina podremos variar el tipo de intensidades cada día.

Cinta para correr (o lo que está siempre lleno de mujeres mayores)

caminadora

Esta máquina es un clásico de los gimnasios. No hay centro deportivo en el que no encontremos una de estas. Sobre ellas podremos simular muchos momentos reales de una carrera: sprints y subidas-bajadas de cuestas. Todo ello gracias a sus programas instalados por los que podremos ir moviéndonos a nuestro antojo antes, durante y después de su uso. El impacto que produce en nuestras articulaciones, principalmente en las rodillas, es alto, por ello puede ser la que más riesgo conlleva para esta zona. Sin embargo en los mejores centros podremos encontrar algunas con amortiguación regulable para no hacer sufrir tanto en cada pisada a las rodillas.

Step (o escalón del demonio)

escaladora

No nos referimos al escalón de las clases colectivas, sino a una máquina de cardio en sí, con sus programas y todo. El Step es una máquina a modo de escalón que, con la fuerza de nuestros gemelos, iremos bajando y subiendo. La intensidad también será ajustable y nos podrá costar más o menos realizar ejercicio con el Step. La pega que le veo a esta máquina es que en cuestión de minutos tanto los gemelos como el sóleo acabarán fatigados y el trabajo se centra principalmente en estos dos músculos. Es recomendable sólo para corredores experimentados que quieren pronunciar mejor el gesto de la carrera.

Elíptica (o eso que hay entre la cinta y las bicis)

eliptica

Es una máquina cuyo nombre no es sabido por muchos, pero que es usada a la par por el mismo número de hombres que de mujeres. En un principio sólo se veían mujeres sobre ella, pero poco a poco los hombres entraron al trapo, dadas las propiedades de la misma. Se llama así porque el movimiento que realizamos sobre ella es una elipse. Ten cuidado si tus rodillas están algo fastidiadas, ya que el impacto sobre ellas es alto. Requiere tener mucha experiencia para trabajar sobre ella sin riesgo alguno. Es de las pocas máquinas de cardio en la que trabajamos tanto el tren inferior como el superior al mismo tiempo. Es recomendable que mantengamos el abdomen contraído en todo momento, ayudará en su tonificación.

Remo (o eso que no utiliza ni el Tato)

remo

Si pudiera elegir la mejor sería el remo. ¿Por qué? En ella se trabajan ambos trenes corporales. Con el tren inferior nos impulsamos hacia atrás sobre el raíl del aparato, y con el tren superior tiramos de la pala o palanca hacia nosotros. Algunos remos contienen programas y mini juegos para entretener más y mejor a sus ocupantes, pudiendo quemar las mismas calorías, si se trabaja con intensidad, que en una cinta o una bicicleta estática en menos tiempo. El agarre debe ser firme y fuerte, y la pala la traeremos hacia la cadera, pudiendo, los más expertos y entrenados, llevarla a un lado y a otro cual pala de verdad se tratase. La espalda debe estar lo más recta posible y el pecho hacia delante.