Has ejercicio para subir tu autoestima y evitar la depresión

1

El practicar ejercicio genera reacciones en el sistema nervioso central del cerebro encargado de la regulación de las emociones. También produce alteraciones morfológicas y funcionales en algunas partes del sistema nervioso central, estas alteraciones están relacionadas con el desarrollo de propiedades antidepresivas y ansiolíticas e incluso reducen el nivel de estrés.

Gran cantidad de estudios realizados han demostrado que el ejercicio físico sirve como intermediario en la activación del eje HPA (hipotalámico-hipofisiario-adrena); una parte principal del sistema neuroendocrino que regula las reacciones al estrés y controla muchos procesos que realiza el organismo.

La relación entre el ejercicio, la depresión, el estrés y la ansiedad

El ejercicio físico provoca la activación de del eje HPA que se comienza por la liberación de factores de corticotropina, todo esto dependiendo del tipo y la intensidad del ejercicio.

corticotropina

Últimamente se han realizado estudios con técnicas c-fos para analizar la actividad de las neuronas de CRF en el VPN de ratas durante un tiempo de 60 minutos cuando corrían en una rueda de forma espontánea y con esfuerzo. En dicho estudio se observó que las ratas que corrían de forma forzada generan más neuronas de CRF que aquellas que lo hacían de forma espontánea.

De igual manera se ha podido comprobar que correr en una cinta superando el nivel de lactato aumenta el nivel de ACTH en plasma, lo cual indica que el eje HPA se ha activado, también se ha demostrado que practicar ejercicio intenso en cinta durante cuatro semanas altera el nivel de ARNm de CRF en el PVN y reduce la ACTH durante la fase aguda, pero no así cuando se encuentra en reposo. Estos resultados indican que el practicar ejercicio de forma continua mejora la actividad del HPA y por lo tanto genera efectos benéficos en los trastornos psiquiátricos relacionados con el nivel de estrés.

Al igual que los estudios antes mencionados igual se han realizado otros donde se ha podido demostrar que el ejercicio activa el sistema monoaminérgico del tronco cerebral, que está relacionado con la respuesta emocional y el estado de ánimo.

Con tantos estudios que han podido comprobar que el ejercicio es benéfico no sólo para la salud física sino también la emocional, debido a ello, no queda más que ponernos a practicar ejercicio.