Guía de entrenamiento para intermedios

Si has seguido nuestro anterior artículo, Guia de entrenamiento para principiantes , o si ya tienen alguna experiencia de entrenamiento en el gimnasio y consideras que poseen un nivel intermedio, eso quiere decir que ya disponéis de la base de trabajo necesaria para comenzar esta rutina de entrenamiento.

En este plan, seguiremos ejecutando ejercicios que trabajen varios grupos musculares al mismo tiempo, pero añadiremos algunos movimientos adicionales centrados en músculos específicos. Con ello, pretendemos incrementar el control sobre la actividad muscular y mejorar el rendimiento de los músculos menos desarrollados. El objetivo fundamental es que pueden comenzar a resaltar cada parte de vuestro cuerpo, esculpiendo ese físico tan deseado.

Nuestra rutina de preparación comprenderá 4 días de entrenamiento y 3 días de descanso a la semana. Ahora, a diferencia del plan de entrenamiento para principiantes, los brazos cuentan con una sesión de entrenamiento sólo para ellos. ¡Preparaos para ponerlos enormes! E incorporamos el trabajo de hombros, integrado con el entrenamiento de espalda.

Sigan el protocolo indicado en el plan para principiantes a fin de establecer las cargas de trabajo (70% a 80% de 1RM), y ¡ataca el gimnasio como si no hubiera mañana!

guia-intermedio-lunes

guia-intermedio-martes

Miércoles: Descanso

guía-intermedio-jueves

guia-intermedio-viernes

Sabado: Descanso

Domingo: Descanso

plan_int_ES_7

plan_int_ES_8

Este plan de acondicionamiento físico de nivel intermedio se ha diseñado para un período de evolución de 6 a 12 meses, dependiendo de la intensidad del entrenamiento. En este caso, la dificultad añadida, en comparación con la rutina para principiantes, es la incorporación de sesiones de entrenamiento más largas, especialmente en los días de espalda/hombros y de brazos.

La planificación incluye nuevos ejercicios, varios de los cuales orientados a trabajar individualmente y de manera más eficiente algunos músculos, llevándolos al límite de su capacidad.

Tras una fase de 6 a 12 meses, y contando tanto el plan para principiantes como el de nivel intermedio, obtendremos una experiencia combinada de entrenamiento de 1 a 2 años. Por ello, al término de este período, podremos considerarnos culturistas experimentados con un físico fuerte y musculoso que probará nuestro duro trabajo en el gimnasio.

En ese momento, disfrutaremos de un cuerpo muy próximo al de competición, con músculos densos y claramente marcados que llamarían la atención en cualquier evento de fitness.