La posición del tobillo puede afectar la marcha y en ocasiones puede empeorar en personas que caminan o corren con una posición pronada del pie. Cuando un cuerpo está cargado externamente con suficiente estrés, como cuando camina por el agricultor o carga cargado, se retrasará a su patrón predeterminado. En los levantadores pronados, la articulación del tobillo y Aquiles están cargados torpemente. Esto puede hacer que los tendones y los músculos de esa región sean propensos a la quema (fatiga) ya un dolor excesivo cuando se cargan unilateralmente (cargas, divisiones, etc.).

La adición de algunos ejercicios sencillos de fortalecimiento del pie o de supinación puede ayudar a alguien a volver a aprender dónde deben estar sus pies. Éstos son algunos buenos:

Tiradores de tobillo

Alinee el tobillo ligeramente inclinando el pie mientras mantiene un “trípode” (base del dedo grande y pequeño, y el talón) en el suelo.

Prensa Pallof Push-Out del tobillo

Con la pierna más alejada de la máquina de cable, realice una prensa Pallof de una sola pierna mientras mantiene un empuje de tobillo. La línea de tracción estimula el pie de la pierna de trabajo para mantener una posición supinada, de lo contrario caerá hacia adentro hacia la carga.

Janda Ejercicio de Pie Corto

Contraiga los músculos intrínsecos del pie acortando el pie mientras extiende los dedos del pie.

Alex Nurse