El sueño, la testosterona y la sensibilidad a la insulina

La falta de sueño te convierte en una mariquita regordeta. Aquí está la ciencia.

Dormir es como presionar el botón de reinicio todas las noches. Es cuando su cuerpo se enfoca en la recuperación, los niveles de estrés son bajos, las hormonas se están reequilibrando y se están recuperando para el próximo día.

Para los hombres, el sueño es cuando su cuerpo produce la mayoría de sus niveles de testosterona. Un estudio reunió a un grupo de hombres sanos y probó sus niveles de testosterona a primera hora de la mañana después de una noche de sueño. Los tipos que dormían durante cuatro horas tenían niveles de testosterona dentro del rango de 200-300 ng / dl.

Sin embargo, los chicos que durmieron durante ocho horas se despertaron con niveles de testosterona que oscilaban entre los 500 y los 700 ng / dl. Cuanto más duerma, más altas serán sus hormonas anabólicas. Así que deja de pasar horas en la noche buscando en Google “cómo aumentar la testosterona” y vete a dormir.

Pero espera hay mas…

La falta de sueño puede reducir la sensibilidad a la insulina, lo que puede llevar a un aumento de grasa, diabetes y condiciones cardíacas adversas. Un estudio encontró que la falta de sueño afecta la capacidad de su cuerpo para responder a la insulina, una de las hormonas que regulan su metabolismo. En el estudio, siete hombres y mujeres sanos pasaron ocho días y noches en un laboratorio del sueño. En los primeros cuatro días, durmieron “normalmente”. Pero en los últimos cuatro días, su sueño se limitó a 4,5 horas.

Después de las cuatro noches de falta de sueño, los análisis de sangre revelaron que la sensibilidad general a la insulina de los participantes era un 16% más baja que después de las noches de sueño normal. Además, la sensibilidad de las células grasas a la insulina disminuyó en un 30% a los niveles que se observan normalmente en las personas obesas o con diabetes.

El autor principal del estudio dijo: “Esto equivale a envejecer metabólicamente a alguien de 10 a 20 años, solo a partir de cuatro noches de restricción parcial de sueño. Las células de grasa necesitan dormir, y cuando no duermen lo suficiente, se vuelven metabólicamente atontadas. “

Si no te tomas el sueño en serio, tu cuerpo no tomará el músculo de la construcción en serio.

Planifica cómo será tu semana. Establezca un tiempo para llegar a la cama todas las noches que le permita dormir por lo menos 8 horas. Aumentarás la hormona del crecimiento, mantendrás tu metabolismo disparado en todos los cilindros y, lo mejor de todo, construirás músculo.

Referencias

  1. Penev, P D. “Association between Sleep and Morning Testosterone Levels in Older Men.” Current Neurology and Neuroscience Reports., U.S. National Library of Medicine, Apr. 2007, www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17520786.
  2. Broussard, Josiane L., et al. “Impaired Insulin Signaling in Human Adipocytes After Experimental Sleep Restriction: A Randomized, Crossover Study.” Annals of Internal Medicine, American College of Physicians, 16 Oct. 2012, annals.org/aim

Autor: Eric Bach