Consejos para ganar masa muscular

1

El entrenamiento, como la comida, son indispensables para aumentar la masa muscular del cuerpo, sin embargo, a diferencia de lo que muchos creen, no es el número de repeticiones, ni la cantidad de peso a levantar las que llevan a todo fisicoculturista a tener un cuerpo tonificado y de músculos gigantes, sino que es la alimentación la que principalmente influye en este proceso de transformación.

A raíz de ello, te presentamos algunos consejos para ganar masa muscular, que deberás complementar, obviamente con una rutina de entrenamiento sólida, pues ambos son indispensables.

Consume más calorías de las que quemas

El cuerpo necesita de combustible para poder producir un mayor tamaño de los músculos, y justamente, ese combustible debe provenir las calorías adicionales que consumes. Procura lograr un balance perfecto con comidas extra, la suma de aperitivos a partir de frutos secos, batidos de proteínas, etc.

Los carbohidratos y las grasas

A diferencia de lo que muchos creen, los carbohidratos deben ser consumidos en todo tipo de dietas, pues ayudan a regular procesos vitales del cuerpo como el buen funcionamiento de los músculos. La importancia de esto es saber consumirlos con inteligencia, llegando a ingerir hasta tres veces más que la cantidad de proteínas al día.

En este caso, lo más recomendable es optar por carbohidratos integrales, o carbohidratos de absorción lenta durante las comidas comunes (desayuno, almuerzo, cena), y para las comidas pre-entrenamiento, elegir los carbohidratos de absorción rápida, que se encargan de generar insulina, y que a su vez, promueve el crecimiento del músculo y evita que este tejido se utilice como energía durante los ejercicios.

Las grasas por su parte, tampoco deben ser eliminadas, ya que cumplen con funciones muy importantes como propiciar a la producción de la hormona del crecimiento y la testosterona. Sin embargo, debes poner atención, ya que para mantenerte saludable, debes optar por las grasas sanas; es decir, las grasas monoinsaturadas, que puedes encontrar en nueces, almendras, aguacates, aceite de oliva, semillas, etc.

Un objetivo a la vez

No hay duda de que es posible perder grasa y ganar masa muscular al mismo tiempo; sin embargo, llevar a cabo este proceso es completamente difícil y desafiante, por lo que requiere una atención especial a los detalles.

Esto significa que debes enfocarte en ambos procesos de manera independiente, como lo hacen los mejores fisicoculturistas, que primero se enfocan en la etapa de ganancia muscular, para luego pasar al período de definición.

Mantén el control total del proceso

Tal y como sucede con cualquier meta, alcanzarla requiere de una determinación y control inigualables. Lo mismo sucede al ganar peso a través del volumen muscular, por lo que sino tienes ese control, entonces posiblemente no logres resultados.