Consejo de suma importancia. Entrena un día extra al grupo muscular mas débil

1

En el gimnasio todos tenemos nuestro talón de Aquiles, ese grupo muscular más débil que notamos que al trabajarlo no evoluciona como los demás. Esto es normal según nuestra constitución, genética o actividades que realicemos a diario. La solución es simple, dedicar un día extra a ese grupo muscular.

Si dedicas 4-5 días semanales a ir al gimnasio, puedes reservar el último, cuando ya hayas trabajado todo el cuerpo, a ese grupo muscular más débil. Hay que procurar que al menos haya 2 días de separación entre los entrenos de ese músculo o grupo muscular, para evitar la fatiga en exceso.

En mi caso ese músculo débil es el gemelo, que se resiste a crecer como lo hace el resto de la pierna. Como los martes trabajo piernas, incluyo 4-6 series de gemelo con diferentes ejercicios, pero al notar que me quedaba corto aprovechaba los viernes para dedicarlos casi exclusivamente a este músculo, haciendo de 6 a 8 series y metiendo más intensidad.

Los resultados se notan y el grupo muscular lo agradece. Sobre todo si se practican otros deportes, siempre va a haber un músculo o grupo que notemos que necesita más trabajo, una vez que lo identifiquemos solo tenemos que planificar la rutina y meter un día extra a la semana.