Hay cinco pasos que te ayudarán a desarrollar fortaleza mental y alcanzar cualquier objetivo:

1 – Escribe una declaración de misión

Crea una declaración de misión que te impulse. Tómese el tiempo para considerar su «por qué». Si tienes una poderosa razón por la cual, puedes superar cualquier cosa. Haga de este motivo su declaración de misión y repítelo durante su entrenamiento. Cada vez que te encuentres holgazaneando, cuestionando tu motivación o sintiendo que quieres abandonar, repite tu declaración de misión.

2 – Tener una mentalidad positiva

Todos los días, hay un diálogo en tu mente. Estos pensamientos suelen ser una mezcla de estímulos externos y sus creencias acerca de usted mismo. Algunos serán negativos. Para desarrollar fortaleza mental, debes concentrarte en los que te hacen sentir mejor consigo mismo. Te será difícil encontrar una persona exitosa que no practique esto. Si crees que no puedes hacer algo, simplemente no lo harás.

3 – Use auto-habla positiva

Sé tu propio entrenador. Habla contigo mismo en la segunda persona con declaraciones como: «Vas a dar todo esto que tienes». Puede despertar ese poco de motivación que un entrenador real proporcionaría. También le permite controlar qué tipo de estímulo brinda su «coach». Puede responder mejor a un tipo de consejo que a otro en ciertos escenarios.

4 – Entra en la zona

«La mente se rinde mucho antes de que el cuerpo lo haga». Los atletas de alto nivel responden al estrés con una reducción en la actividad de las ondas cerebrales que es similar a la meditación. La persona promedio responde al estrés con un aumento en la actividad de ondas cerebrales que es similar al pánico (estrés).

Este es un ejemplo de cómo entrar en la «zona» – el estado de cabeza fría que permite a una persona funcionar de manera óptima incluso bajo condiciones de alta presión – puede marcar una gran diferencia en el rendimiento. Lograr este estado y aferrarse a él a pesar de las distracciones, el dolor y sus propios instintos para ceder por el bien de la autopreservación, es la esencia de la fortaleza mental. Los mejores atletas entrenan sus cerebros para ser tan duros como sus cuerpos.

5 – Use la visualización

Antes incluso de pasar por debajo de la barra para hacer una sentadilla o levantar una pesa, su conjunto debe ser mentalmente hecho. Imagina los pasos que darás para ponerte en posición y la forma en que se verá tu cuerpo al realizar el movimiento. Ensaye cada representante en su mente. Piensa en cómo te sentirá eso. Como ya se ha hecho en tu mente, todo lo que tienes que hacer es repetirlo con tu cuerpo.