¿Como debe ser una rutina de entrenamiento para un Mesomorfo?

mesomorfo

Para muchas personas pensar en el tipo mesomorfo es como una bendicion y puede que sea así, ya que tienen la ventaja de crear músculo y perder grasa de forma excelente. Pero tales bendiciones físicas aún requieren de una especial atención al detalle, por lo menos para no pasar por alto lo que podría maximizar sus resultados; la cintura estrecha, el torso en V cónico, la excelente postura, los brazos bien desarrollados, y los hombros amplios, requieren de ciertos retos y esfuerzos, pues si no se toman algunas medidas, lo que es bendición, puede convertirse en maldición.

Debido a las prácticas de formación erróneas que provocan ganancias desde el principio, los mesomorfos pueden ser propensos a desarrollar factores de formación pobres que hacen que sea difícil o imposible continuar teniendo ganancias o hacerlo sin sufrir lesiones; cuando son jóvenes, comen cualquier cosa, sin añadir peso, pero ese no es el caso cuando envejecen, porque empiezan a acumular grasa más fácilmente que un ectomorfo.

La dieta de un mesomorfo

El equilibrio es importante para el mesomorfo, porque pueden acumular grasa con menos facilidad que los endomorfos, pero con más facilidad que los ectomorfos, entonces aún deben vigilar su consumo de calorías; se recomienda seguir un plan dietético casi equilibrado con unos 30% de proteínas, 40% de carbohidratos, y 30% de grasas, o al entrenar pesado, incrementar un poco las proteínas y reducir los otros macronutrientes.

Los mesomorfos también tienden a tener una tolerancia a los carbohidratos moderada, lo que significa que probablemente deben minimizar el almidón y azúcar fuera de la ventana de oportunidad en el post-entreno, y éste quizás es el único momento para consumir carbohidratos de alto índice glicémico; la regla puede romperse cuando se practica el truco del desayuno intermitente, después de una noche de ayuno.

Es mejor seleccionar los alimentos enteros, que son más ricos en nutrientes y bajos en grasa no saludable, así como eliminar o sustituir la sal con condimentos naturales, y el azúcar con stevia; concentrarse en verduras sin almidón, frutas frescas, proteínas de fuentes magras, granos enteros, productos lácteos bajos en grasa,  frutos secos y semillas.

Entre los suplementos, no pueden faltar los multivitamínicos, las proteínas bajas en calorías y carbohidratos, un ácido graso como el omega-3, aceite de pescado, aminoácidos ramificados, suplementos para la salud articular, y óxido nítrico para los que entrenan pesado y quieren sentir la adrenalina en sus venas. Existe una variedad de productos naturales también como las enzimas, los probióticos, algunas infusiones como el té verde, o extractos específicos, pero la idea es concentrarse en construir un cuerpo magnífico, sin sobresaltos ni ayudas extremas.

Consejos para mesomorfos

Los verdaderos atletas, y más aún, aquellos con talento, necesitan ser adaptables a fin de prosperar perpetuamente; a continuación algunos hábitos que deben incluirse en el entreno de un mesomorfo.

  • Usar técnicas variadas sistemas de la gota, el método de pausa-descanso, movimientos excéntricos, repeticiones forzadas,  superseries, dropsets, entre otras, combinando las sesiones para asegurar que el cuerpo no se acostumbre a un mismo programa y continúe adaptándose.
  • No importa la planificación semanal que se haga, con frecuencia se debe entrenar en una gama de 5 a 8 repeticiones explosivas; aquí los músculos de contracción rápida se beneficiarían mientras se mejora la densidad muscular, formando un cuerpo atlético.
  • Entrenar con una variedad de rangos de repeticiones, tiempos y métodos; se puede iniciar con los tradicionales 3 a 5 series de 10 repeticiones, de lo que sea, pero para romper el molde y sacar el máximo provecho a las fibras musculares que están disponibles, no se puede se un mendigo con limitaciones en el gimnasio.
  • Gracias a la capacidad de reclutar muchos músculos, es posible tomar más tiempo de recuperación después de una dura sesión de entreno; es posible hacer un solo entreno de piernas o espalda con intensidad y descansar lo suficiente para que la regeneración de los tejidos sea completa.
  • El descanso es relativo, pero debe ser el adecuado; se puede acortar los tiempos de descanso para mejorar la quema de grasa o aminorar la velocidad de movimientos para aumentar la fuerza, y todo tiene que ver con el objetivo específico en el momento.
  • Hacer cardio solo hasta tres veces a la semana de 30 a 45 minutos, y este es un marcado contraste con el ectomorfo, que no debe pasarse del cardio: los mesoformos pueden utilizar el cardio para crear un cuerpo diez y reducir el índice de grasa corporal rápidamente, alternando entre el cardio moderado, el intenso, con especial enfoque en el HIIT (intensidad intervalada).

Fuentes

  1. Muscle and Fitness, Josh Bryant Research: Mesomorph dilemma
  2. US MyProtein Reviews: Mesomorph body
  3. http://www.masmusculo.com.es
Tags:

Comments (6)

  1. Donovan Kessner 25 marzo, 2017
    • leo 28 marzo, 2017
  2. Elaina Clara 25 marzo, 2017
    • leo 28 marzo, 2017
  3. Tamiko Flickner 30 marzo, 2017
    • leo 30 abril, 2017