¿Como darse cuenta que te has recuperado del entrenamiento?

1

Una de las dudas que corroe el corazón de los principiantes cuando leen sobre «la fatiga del SNC» o sobre el «sobreentrenamiento» es si no estarán ellos incurriendo en estos problemas y frenando de este modo su progreso natural.

Aunque la capacidad de trabajo, la tolerancia ante el esfuerzo físico, y el factor de recuperación entre sesiones son variables individuales, existe no obstante un principio muy sencillo para decidir si la recuperación desde la sesión anterior ha sido completa:

Si eres capaz de hacer al menos el mismo trabajo, e idealmente una cantidad de trabajo ligeramente superior, entonces te has recuperado de manera óptima.

Esto, considerando que el nivel de esfuerzo y la motivación sean semejantes.

Por hacer el mismo o algo más de trabajo, entendemos tanto incrementar ligeramente los pesos, como hacer algunas repeticiones extra o realizar el mismo volumen de entrenamiento descansando menos tiempo.

Aunque la fisiología del descanso es compleja, esta simple directriz puede darte una pista de si estás entrenando por encima de tus posibilidades de recuperación actuales. Recuerda que no se trata de entrenar más, sino de entrenar lo suficiente para que durante el descanso la recuperación y la supercompensación acontezcan.