Combate el insomnio haciendo ejercicio

1

Te cansas más físicamente

Cómo mencione, esto es principal. El humano alterna los ciclos de sueño profundo y reparador con ciclos de vigilia en los que te tiene que realizar alguna actividad física. Esto significa que si trabajamos sentados (especialmente si trabajamos mucho) nuestro ciclo no va a estar completo hasta que hagamos alguna actividad física de alguna intensidad.

Un estudio reciente de la Asociación Estadounidense del Sueño, concluyo que las actividades que más facilitan tener una buena calidad de sueño son las actividades físicas intensas, incluso a última hora de la tarde, cuando la persona que las hace está habituada a ese horario. Pero también se ha demostrado que incluso las actividades físicas más ligeras también muestran una mejoría en la calidad de sueño.

El ejercicio reduce el estrés

Ahora sabemos que el estrés es una reacción fisiológica que tiene el objetivo de prepararnos para una situación que percibimos como amenaza. El estrés se solía producir para mantenernos alerta de los depredadores u otros peligros, pero en la sociedad moderna el estrés muy pocas veces se resuelve con actividades físicas, por lo que si te acuestas fisiológicamente preparado para tener acción, es poco probable que puedas dormir o que duermas bien. Por esta sencilla razón el deporte ayuda a que agotemos esa energía y podamos dormir mejor.

Entre más tiempo estés sentado, duermes peor

Entre más horas pases al día sentado, independientemente de lo que hagas con el resto de tu tiempo, será peor la calidad de sueño que tendrás. Si haces ejercicio o entrenas, no te dedicas a otras formas de ocio que te dejan pegado a la silla después del trabajo, por lo que reduces significativamente el tiempo que estás sentado.
Así que si no tienes otra opción más que pasar horas sentado debido al trabajo, lo mejor que puedes hacer es pararte después de algunos minutos y realizar algunos estiramientos o unas cuantas repeticiones de jumping jacks.

Previene la apnea del sueño

La apnea puede ser un problema muy grave para la salud, el cual se produce cuando dejamos de respirar durante varios segundos cuando estamos dormidos. Lo más normal es que este problema se cause por una obstrucción en las vías respiratorias.
Aunque esto no logre despertarte, de cualquier forma reduce significativamente la calidad de sueño, además de que esto puede traer problemas cardiacos. La apnea generalmente no se detecta cuando es leve y si está relacionado con la obesidad, razón por la que se le recomienda o prescribe hacer ejercicio regularmente a las personas que sufren de este problema. Además del hecho de que hacer ejercicio mejora tu respiración y expande los pulmones.