¿Cantidad de peso o calidad de ejercicio?

1

Y con calidad nos referimos a calidad del movimiento. ¿Para qué quieres levantar 100 kilos en press de banca si tiras con todos los músculos menos con los pectorales? Esta suele ser una situación común en los gimnasio, individuos que priorizan la cantidad a la calidad y se exponen a lesiones y entrenamientos mal hechos.

Si eres novato en el entrenamiento con pesas lo ideal es practicar tus primeros ejercicios sin peso alguno, sólo observando frente a un espejo el movimiento y corrigiendo posibles errores (usa para esto al monitor de tu gimnasio, que para eso está), de esta manera tus músculos interiorizarán el rango del movimiento y cuando ya cojas el peso el movimiento para entrenar al músculo será el adecuado.

Si ya te has iniciado en el beneficioso mundo de la tonificación muscular, lo ideal para cumplir la regla de “calidad antes que cantidad”, es no pasar a un peso superior de entrenamiento hasta que no veas que completas las series sin problemas y sin movimientos extraños. Si estás en un punto intermedio, puedes con el peso pero no quieres subir, para aumentar la intensidad un buen recurso es realizar el movimiento de manera más lenta, un par de segundos o tres más que lo habitual, ya verás como se nota que cuesta más y con el mismo peso.

Para los que buscan mucha intensidad de entrenamiento con las halteras y quieren ganar volumen lo mejor para no pasarte en cantidad y seguir teniendo calidad en el movimiento es contar con la ayuda de un compañero de entrenamiento, para que en esas últimas repeticiones que tanto cuestan nos eche una mano y no perdamos de vista la buena ejecución del moviemiento. El uso de máquinas en lugar de mancuernas o barras también puede ayudarnos a coger mucho peso y regular el movimiento.

Esto que parece una tontería es lo que causa la mayor parte de lesiones en la práctica de ejercicios de musculación: tendinitis, agujetas mortales, problemas de espalda, desgarros musculares y periostitis son las lesiones más frecuentes que te encontrarás si prefieres cantidad a calidad.

Y recuerda que no por coger más peso el músculo se hará más grande, sino que el incremento progresivo de peso, adecuado a tus posibilidades será lo que construya poco a poco un músculo fuerte y funcional.

Fuente: vitonica