Aprende a detectar los síntomas de un riñon enfermo

1

Si últimamente has estado pensando que podrías tener problemas de riñón, te será de gran ayuda saber cuáles son los síntomas que se producen con las enfermedades renales más habituales, así que a continuación los veremos.

Es sumamente normal que nos preocupemos por la salud de nuestro cuerpo y de nuestro hígado (especialmente si eres una persona que disfruta de las fiesta), o de la salud de nuestro corazón (cuando comemos grandes cantidades de grasa o comida basura), de nuestros pulmones (cuando eres fumador), etc. Pero… ¿Y los problemas de riñón? La verdad es que las personas generalmente no se preocupan por la salud de su riñones hasta que en un análisis de sangre se encuentran altos valores de creatinina o proteína en la orina. O incluso cuando la presión arterial se eleva.

De cualquier forma, es un hecho que los riñones son órganos muy importantes para nuestra vida, ya que son piezas fundamentales en el proceso de desintoxicación y depuración del organismo. Podemos decir que los riñones son los principales filtros de nuestra sangre, ya que la depuran y retienen lo que nuestro organismo necesita y aprovecha, así como elimina todo lo que no nos sirve por medio de la orina.

Pero tienen otras funciones, ya que también son sumamente importantes para tener una correcta regulación en la presión arterial, además de que estimulan la producción de glóbulos rojos en la sangre y se encargan del equilibrio hidrosalino del organismo.

Normalmente no se sienten los problemas o molestias en los riñones a menos que se trate de una patología, afección o enfermedad que los esté afectando. Entre los principales problemas que surgen en los riñones podemos destacar tres: La presencia de arenilla en los riñones, los cálculos renales y los quistes.

Aun así, es muy probable que no surjan determinados síntomas aunque la salud renal no esté bien. Un ejemplo muy sencillo lo podemos ver en la hipertensión arterial, que de la misma forma que el colesterol alto, no causa síntomas hasta que ya es tarde. Pero esto no impide que puedan aparecer o surgir síntomas que nos pueden ayudar a descubrir si estamos sufriendo de alguna enfermedad o afección renal, como veremos a continuación.

Síntomas que nos pueden indicar que tenemos un problema en los riñones

Antes de que les hable sobre los dolores o síntomas que pueden aparecer, les quiero hablar un poco sobre las categorías en las que se agrupan las distintas enfermedades renales, que son:

  • Hereditaria o adquirida
  • Crónica o aguda
  • Primaria (no surge por una enfermedad generalizada) y Secundaria (surge con el curso de enfermedades generalizadas)

Cabe destacar que en muchas ocasiones las enfermedades renales se pueden desarrollar muy rápidamente, lo que visto desde el punto de vista médico se conoce como lesión aguda de los riñones. Sin embargo, las enfermedades renales comúnmente se van desarrollando lentamente y poco a poco a través de un periodo largo de tiempo, lo que médicamente es conocido como enfermedad crónica de los riñones.

Cambios en el olor y la micción de la orina

Este probablemente es uno de los síntomas más habituales y comunes cuando hay alguna enfermedad o problema con los riñones. Es muy común que la orina pueda ser más oscura, rojiza (si contiene algo de sangre), más transparente o pálida, o aparecer espuma con burbujas (cuando hay mucha proteína en la orina).

Asimismo es muy común que haya algunos cambios en la micción, es decir, que tengas la necesidad de orinas más veces durante el día y la noche o que puedas tener algunas dificultades para orinar.

Dolor en la espalda o lumbar

Este es otro de los síntomas que está relacionado con las enfermedades renales, especialmente en los quistes o cálculos renales. Aunque también es cierto que en el caso de las piedras en los riñones el dolor lumbar aparece como cólicos muy dolorosos.

Por esta razón es importante que pongas atención al dolor lumbar o en la espalda baja cuando el dolor dura varios días y no fue causado por una mala postura o haber cargado algo pesado de forma inadecuada.

Retención de líquidos e hinchazón

Cuando los riñones están bien y se encuentran al 100%, depuran bien la cantidad de líquidos que tomamos o consumimos, así como los desechos innecesarios que nuestro organismo no es capaz de aprovechar.

Pero cuando hay un problema renal no es posible que los riñones se deshagan de los líquidos y fluidos que no son necesarios, de forma que se tienda a acumular en nuestro cuerpo. Por esa razón es muy común la retención de líquidos, lo que termina por causar inflamación en los tobillos y en las piernas.

Sabor metálico o a amoniaco en la boca

Cuando hay problemas en los riñones, la acumulación de desechos en la sangre (como sería el caso de la urea), produce otros síntomas relacionados como tener la sensación de un sabor metálico en la boca, así como aliento a amoniaco, el cual no desaparece aunque comas algo y te cepilles los dientes.

Mareos, náuseas y vómitos

Cuando se tienen problemas en los riñones es muy común que aparezcan náuseas, mareas y vómitos gracias a la concentración de urea en la sangre, la cual se acumula en nuestros riñones que no son capaces de filtrar la sangre correctamente. Esta es una condición médica llamada uremia, la cual es un conjunto de síntomas digestivos, cerebrales, circulatorios y respiratorios.