10 Tips para reducir la grasa abdominal

1

La batalla del nunca acabar, la mayoría de personas tenemos problemas con lograr tener el vientre plano, marcar y definir el abdomen. Pero aquí te dejamos unos pasos muy claros y específicos que sin duda alguno y a salvedad de algunos problemas de salud, podrás lograr conseguir tu sixpack.

  1. Cuidar y mejorar la función hepática: Todos sabemos que el hígado es un órgano vital del sistema digestivo, ya que este ayuda a la desintoxicación, la producción de sustancias bioquímicas necesarias para la digestión y a la síntesis de proteínas. Además de esto es el encargado de producir bilis, que es fundamental para realizar una digestión adecuada y eliminar las grasas sobrantes. Cuando nuestro hígado no funciona correctamente, nuestra panza poco a poco comenzara a crecer más. No muy rápido pero constantemente, así que hay que tener cuidado.
  2. Comer los alimentos adecuados: La posibilidad de reducir la grasa abdominal depende en un 80% de nuestra alimentación. Pues para que el hígado funcione como se debe, tenemos que mantener una dieta equilibrada y sana, en la cual tenemos que incluir micronutrientes y macronutrientes. Si eres una persona ocupada que no tiene mucho tiempo para cocinar, puedes tratar de comer más frutas y verduras, que no necesitan de mucha preparación, así como evitar muchos hidratos de carbono y alimentos grasos.
  3. Tomar suficiente agua: Esto es algo que se comenta con mucha frecuencia pero que la gente tiende a dejar a un lado. Es un hecho que la falta de agua en el organismo y la sensación de sed deriva en muchas ocasiones en que el cerebro nos pide consumir alimentos azucarados y grasos. Pero si quieres lucir un vientre plano, es realmente importante que tomes de 1.5 a 2 litros de agua al día. En realidad, puedes calcular la cantidad de agua exacta que tu cuerpo necesita, lo cual puedes hacer al multiplicar 35ml por los kilos que peses, es decir, si pesas 65 kilos tienes que beber 2,275ml (2.52 litros) al día.
  4. Hacer ejercicios de alta intensidad: La ciencia del deporte ha hecho muchos descubrimientos en los últimos años con las investigaciones que se han hecho. En estas investigaciones se indica que combinar ejercicios de media intensidad con ejercicios de alta intensidad durante algunos segundos reduce de forma significativa la grasa abdominal, a diferencia de hacer mucho tiempo un ejercicio ligero.Con esto quiero decir que si sales a correr durante 30 minutos, lo mejor sería que alternes un paso ligero con algunos momentos de sprint. Al acelerar y desacelerar de un momento a otro en varias ocasiones tendrás unos mejores resultados que si corres al mismo paso durante los 30 minutos.
  5. Reduce el consumo de azúcar: Bueno, esto es algo obvio. Aunque no es necesario eliminar por completo el consumo de azúcar de tu vida, si es importante reducir significativamente el consumo diario si queremos deshacernos de la panza.Con esto no solo me refiero a las cucharadas de azúcar que pones a tu jugo o a tu café, sino a que tienes que evitar los dulces, pasteles, y todo tipo de alimentos que estén muy cargados de azúcar. Puedes endulzar el café, licuado o el jugo con unas cucharas de miel o edulcorantes, aunque una alternativa natural siempre es mejor.
  6. Menos sodio en la dieta: Ahora, no quiero decir que no le pongas nada de sal a la comida, ya que de hecho nuestro cuerpo necesita del sodio para realizar varias funciones, pero es importante que lo hagas con un consumo muy moderado. Si sientes que le falta sabor a la comida, puedes optar por algunos sustitutos como el limón o algunas especias como la pimienta para darles más sabor.El exceso de sodio no solo nos hace retener líquidos, sino que puede traernos varios problemas de salud muy graves, como sería el caso de problemas en el corazón.
  7. Consume vitamina C: Además de que la vitamina C es un antioxidante natural y de que ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico, es muy importante para la secreción de L-Carnitina, molécula imprescindible para quemar la grasa abdominal. Lee también: Alimentos ricos en Vitamina C y sus beneficiosDicha molécula es fabricada en nuestro cuerpo a partir de la vitamina C, por lo que es muy importante consumir lo necesario, además de que también fabricamos el aminoácido lisina a partir de esta vitamina, aunque también lo podemos obtener de otros alimentos, como sería el caso de la carne.
  8. No dejemos a un lado los alimentos quema grasas: Además de todo lo que he mencionado anteriormente, hay algunos alimentos que nos ayudan a quemar grasa de forma natural, como sería el caso del jengibre, la cebolla, el ajo, el tomate, el repollo y especias como la canela o la pimienta.No es muy difícil, puedes consumir un poco de jengibre en las mañanas, o un vaso de agua tibia con medio limón en ayunas. Estos son solo algunos ejemplos de alimentos que nos ayudan a deshacernos de la grasa. Recuerda que esto es un apoyo, no solo por hacer esto tendrás un vientre plano en unos días.
  9. Nunca, pero nunca, olvides desayunar: Si eres de aquellas personas que creen que saltarse el desayuno ayuda a perder de peso porque nuestro estomago permanece vacío por más tiempo y que nuestro cuerpo comienza a usar las reservas de energía al no administrarle nada estás en un grave error.Es momento de que te olvides en esa creencia, ya que lo único que haces al no comer por la mañana es incrementar la hinchazón de vientre y aumentar la sensación de hambre, además de que nuestro organismo no funcionara correctamente durante todo el día. No por nada todo el mundo dice que el desayuno es la comida más importante del día, ya que es cierto.Recuerda que lo mejor que puedes hacer es consumir pequeñas porciones de comida a lo largo del día para saciar el apetito y mantener el metabolismo activo y sano. Puedes tener 1 o 2 comidas grandes, especialmente si haces ejercicio, ya que necesitaras recuperar vitaminas, minerales y nutrientes que nuestro organismo necesita.
  10. Dormir el tiempo suficiente y con calidad: Con esto no quiero decir que duermas todo el día, sino que cuando te vayas a dormir, lo hagas el tiempo suficiente, ya que esto es fundamental para que nuestro metabolismo esté regulado. Lo más recomendable es dormir entre 6 y 8 horas día. Sin olvidarnos de que tiene que ser un sueño de calidad, es decir, dormir en un colchón cómodo que nos permita descansar, sin ruidos o luces que nos molesten, etc…Además, estudios han revelado que también es importante tener una regularidad entre las horas en la que nos acostamos y en las que nos levantamos, ya que esto podría ayudar a evitar a que las grasas se acumulen en el abdomen.